Vamos a rizar el rizo con la buena onda



Cuando no tienes el pelo ni rizo ni liso, y tienes el síndrome ochentero pelocho de que sí te acuestas después de ducharte sin que este totalmente seco, te levantas como Jackson Five sabes de que te hablo!! 


Se acerca el frío, la lluvia, el mal tiempo y el pelo se encrespa y pasas a ser el rey León de cero a cien, acabas con los pies mojados, la nariz roja goteando, te duele la garganta.....y las planchas del pelo pasan a ser un miembro más de tu familia con las que compartes mil horas de tu vida invernal.


Ahora sí, paso de pasar más tiempo alisando el pelo, que tomando cañas con mis amigos, así que olvídate de todos esos tópicos y deja de quejarte, abrígate y ondula el pelo.



Fotos vía pinterest





Escribir comentario

Comentarios: 0